Oda a mi vaso – Por un viejo niño pequeño

A mi vaso:

 

Querido vaso, nunca te dije lo mucho que te quiero.

 

Hoy te me has roto, y has dejado un hueco en mí que los otros vasos no llenan.

 

Deseo que donde estés tus cachitos de Duralex encuentren una boca hermosa para calmar su sed.

 

Nunca olvidaré las veces que te abracé entre mis manos.

 

Gracias por los buenos ratos compartidos, querido vaso. Fuiste un gran amigo.

 

D.E.P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s