Juego de Tronos y las inspiraciones históricas – Mikel Larrinaga Ortiz

No hace falta señalar que Juego de Tronos es una serie de ficción, desarrollada en el mundo mágico configurado por George R. R. Martin con tintes medievales y antiguos. Pero incluso un mundo de fantasía puede tener inspiraciones históricas. Algunos de los hechos que conforman las aventuras de Juego de Tronos tienen similitudes muy claras en el pasado, y el propio autor ha reconocido en más de una ocasión dichas inspiraciones. El siguiente texto pretende simplemente señalar algunas de las más evidentes.  Sobra decir que el texto contiene spoilers.

51YTkqM5YcL._AC_

Las inmigraciones y los procesos de conquista

Aunque en la serie Juego de Tronos no se hace hincapié en este aspecto, en el mundo de George R. R. Martin se producen varias migraciones hacia Poniente, el territorio en el que se desarrolla toda la trama. Si veis una imagen del continente y otra de Gran Bretaña, veréis que tienen aspecto similar. Esto es así porque muy probablemente Martin se haya inspirado en la historia inglesa para plantear el desarrollo histórico de su propio mundo.

Inglaterra, a su vez, sufrirá distintas oleadas de población a lo largo de su historia:

1) En un primer momento las islas estaban ocupadas por grupos celtas, los llamados britones o britanos. Estas tribus son las que se toparán los romanos al llegar a la isla, sometiendo a buena parte de ellas, a excepción de las situadas más al norte (después volveremos sobre este punto).

2) Una segunda oleada la componen los anglos, sajones y jutos cuyos reinos acabarán componiendo la matriz de la actual Inglaterra.

3) Por último,las conquistas vikingas, que se sucedieron en el Este del territorio inglés.

Por otra parte, en Juego de tronos también se producen distintas oleadas de conquista, que van imponiéndose sobre los antiguos pobladores Son las siguientes:

Britanos y los primeros hombres  

En un primer lugar en Poniente habitaban los gigantes y los llamados Hijos del Bosque. Estos, tras años de lucha, serán desplazados por los llamados primeros hombres que llegaron desde el mar y poblaron la isla. En ese sentido los primeros hombres podrían representar la llegada de los primeros habitantes a la isla, desplazando en parte a la naturaleza allí existente, papel que en principio les correspondería a los britanos por ser el primer grupo humano del que se tiene noticia en Gran Bretaña. Ellos son los que adoraban a los Antiguos Dioses, mencionados en varias ocasiones a lo largo de  la serie.

Las invasiones anglo-sajonas

Gran Bretaña fue abandonada durante el siglo V d.C. por los grupos romanos dejando atrás de si una población celta-romana fruto de los procesos de integración de ambas culturas, lógicos tras años de dominio romano. Estos grupos sufrieron la llegada de tres tipos de tribus desde zonas germanas : los anglos, los sajones y los jutos (estos últimos en menor medida). De aquí viene la denominación de anglosajón cuando nos referimos a los ingleses. Parte de los britanos quedarían englobados en los reinos fundados por estos nuevos grupos germanos, pero no todos. Muchos mantuvieron reinos propios en la zona de Cornualles, Gales y parte del norte de Inglaterra. De hecho, en la frontera aproximada de lo que hoy es Gales se construyó una muralla de madera, de la que hoy tan solo queda rastro de sus cimientos, llamado muralla de Offa, en honor al rey que la construyó.

¿Qué equivalente tiene esto en Juego de Tronos? En la historia de los siete reinos se produce una segunda invasión a manos de los ándalos, que traen consigo la nueva religión de los 7 dioses. Estos acaban prácticamente con los hijos del bosque y derrotan a la mayoría de los primeros hombres, poniéndolo bajo su dominio ¿No os suena bastante a lo descrito en el párrafo anterior? Por si fuera poco el reino de Invernalia logra defenderse de estas invasiones y se mantienen firmes frente a los ándalos, tal y como sucede en el norte de Inglaterra. Históricamente destacan los reinos de RhegedStrathclydeElmet y Gododdin, todos ellos dominados por descendientes directos de los britanos. Como veis, las inspiraciones entre las migraciones de Poniente y la historia de Gran Bretaña son considerables.

Vikingos y Aegon el conquistador

Las similitudes se rompen en este último apartado. Aegon, el primer Targaryen que domina los reinos de Poniente tiene poco en común con las tribus vikingas. Al contrario que los vikingos, que venían de territorios más pobres que los británicos, Aegon es descendiente de una dinastía procediente de Valirya (territorio inspirado en Roma según el propio Martin). Por ello Aegon podría ser una referencia a la presencia romana en la isla, pero es verdad que no mantiene ya la lógica cronológica.

La heptarquía inglesa

heptarquia-anglosajona-mapa

Retornemos de nuevo a nuestros habitantes anglo-sajones. Estos, una vez instalados en lo que hoy sería Inglaterra, configuraron la llamada heptarquía inglesa. En efecto, 7 reinos independientes, cada uno con sus propios monarcas, pero siempre reconociendo la autoridad de uno superior. Al monarca de ese reino se le denominaba bretwalda, un título honorífico que reconocía su superioridad. Esto no quiere decir que dominase al resto de reinos, estos eran independientes, y de hecho, las guerras entre unos y otros fueron habituales. A todos os habrá recordado a los 7 reinos que componen Poniente. En este punto, la inspiración no puede ser más clara.

Caminantes blancos, pictos y el muro

Los caminantes blancos no requieren de presentación. Su origen resulta difuso, pero al final acabarán siendo la gran amenaza que se cierna sobre los 7 reinos. Una masa de no muertos dirigidos por unos seres blanco-azules, que vienen del norte y que atraviesan un gran muro creado para contenerlos ¿Os suena algo así situado en el norte de Gran Bretaña? Estoy hablando de los pictos, esos guerreros fácilmente identificables porque se pintaban de azul al presentar batalla (que todos hemos visto en alguna u otra película) y que lograron no solo detener el avance, sino poner en jaque al Imperio romano.

El nombre de los pictos fue atribuido por parte de los romanos, probablemente en referencia precisamente a su costumbre de guerrear pintados. Estos componían un conglomerado de tribus que poco a poco se fueron jerarquizando y estrechando entre si los lazos de colaboración en defensa contra los enemigos exteriores. Su ferocidad era tal que llegaron a saquear la ciudad de Eburacum (más conocida como York) en el 115 d.C. Siete años más tarde el emperador Adriano decidió levantar el famoso muro de Adriano, que tenía la pretensión de detener estos ataques. Más adelante, se construiría una segunda muralla 50 km más al norte, pero sería abandonada al poco tiempo.

Muro y hombres de color azul, sin duda George. R. R. Martín ha debido por lo menos leer algo sobre este pueblo y la famosa muralla. En caso de que no sea así, no podemos negar que las evidencias son como poco destacables. Como apunte final, decir que de la mezcla entre las confederaciones pictas y el grupo de los scotos se configuraría el reino de Escocia.

Otras inspiraciones

Las relaciones feudales

Todo el sistema de reinos de Juego de Tronos se basa en el sistema feudal medieval. Este se configuraba como una relación de pactos entre el monarca y los señores feudales. El primero les entregaba tierras sobre las que ostentaban derechos económicos (derechos de posesión como propietarios, derechos de cobro por el uso de molinos o bosques, etc.) y jurisdiccionales (ostentar el poder ejecutivo, interpretar y aplicar la justicia, mantener el poder militar en su territorio, etc.). A cambio estos señores tenían la doble obligación de consilium y auxilium. El primero consiste en dar consejo al rey cuando este lo necesite, y el segundo en asistirle en armas cuando este lo requiera.

En la serie Juego de tronos este tipo de relaciones se aprecian especialmente bien en el reino de los Stark. Aunque son la cabeza, requieren del apoyo del resto de nobles, que además cumplen la doble función antes mencionada. Cada familia aporta un cierto número de hombres que se disponen para pelear en las guerras contra los Lannister. También ofrecen su opinión e incluso discuten con los Stark a la hora de tomar decisiones. Es un buen ejemplo de lo atomizado que estaba el poder en el periodo feudal.

El fuego valirio

Quizás recordéis, deberíais hacerlo si sois fans acérrimos de la serie, la batalla que se produce en Desembarco del Rey entre Stannis y las tropas de los Lannister, capitaneadas por Tyrion. Ante esa complicada situación Tyrion se saca un as de la manga llamado fuego valirio, un mejunje que puede ser incendiado en el mar produciendo una terrible explosión. De nuevo, la historia vuelve a sorprendernos puesto que el Imperio bizantino contaba con una mezcla química, cuyos ingredientes no se conocen con exactitud en la actulidad, que permitía precisamente prenderle fuego al mar. Esto resultaba muy útil contra los barcos de madera y logró salvar a la capital, Constantinopla (actual Estambul), de asedios tanto por parte de vikingos como de árabes. Fue una de las armas que, junto con sus altas murallas, permitieron sobrevivir a esta ciudad siempre tan codiciada por todos.

Los dothraki y los inmaculados

El pueblo de los dothraki, que acabarán bajo el mando de La Madre de Dragones, están claramente inspirados en los pueblos guerreros de las estepas. Bien podríamos estar hablando de los hunos de Atila que asolaron el Imperio romano en el siglo V, o los más tardíos mongoles del siglo XIII que lograron ocupar medio mundo gracias a su habilidad con la caballería.

En el lado opuesto tenemos los inmaculados. Aunque una vez en combate actúan de manera independiente, están claramente inspirados en los hoplitas griegos de escudos redondeados y lanzas largas que formaban en falange. Una especie de muro de escudos de gran potencia y resistencia, que, por el contrario, tenía graves defectos de maniobrabilidad.

El continente de Essos, donde pasa Daenerys buena parte de la serie, está plagado deciudades-Estado, repletas de esclavos. Junto con la presencia de los inmaculados, todo nos recuerda bastante a las ciudades griegas, independiente cada una de ellas ,y en las que los esclavos convivían con los ciudadanos en números muy elevados.

Precisamente en la lucha de Daenerys contra los esclavos se produce un episodio de lo más sangriento. Tras derrotar a los amos estos son crucificados a lo largo del camino, en una clara señal de advertencia ante futuros levantamientos. Todos sabemos que la costumbre de crucificar a los condenados era algo habitual en el mundo romano. Tras la revuelta de esclavos liderada por Espartaco, inmortalizado tantas veces en películas y series, los romanos optan por castigar a los supervivientes, unos 6.000, crucificándolos a lo largo del camino de la Vía Apia, que comunicaba Roma con la ciudad más al sur de Capua.

Podríamos seguir dando ejemplos de este tipo, pero el resultado sería un artículo excesivamente largo y quizás tedioso para el lector. Los ejemplos anteriores sirven  para mostrar que hasta una serie repleta de fantasía como lo es Juego de Tronos puede tener elementos que evocan  procesos o hechos históricos. Sin duda, el mundo medieval y antiguo ha servido para inspirar a George R. R. Martin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s