Las Brigadas Internacionales. Parte III.: su papel en el campo de batalla – Mikel Larrinaga Ortiz

Proseguimos con esta tercera entrega sobre las Brigadas Internacionales, en esta ocasión abordamos, ya por fin, su participación durante las batallas más relevantes de la Guerra Civil.   Ponderaremos también el impacto real que tuvieron sobre el escenario bélico.

La defensa de Madrid y fracasos en otros frentes

            La primera brigada en entrar en acción sería la XI, que participó  activamente en la defensa de la ciudad de Madrid frente a la primera ofensiva franquista sobre la misma, concretamente defenderían la zona de la Ciudad Universitaria. Sustituidos por la XII Brigada, esta también se dedicaría en un primer momento a su defensa. Por su parte, la XIII Brigada participó en la fracasada ofensiva sobre Teruel, a pesar de que la fuerza de ataque era superior a la de los defensores. También fracasó la participación de la XI Brigada en el frente Andaluz: primero el batallón Sans Nom fue arrasado en Andújar, y después la batalla en Lopera  se saldaría con otro fracaso, amén de un tremendo número de bajas para los brigadistas.

Aunque las Brigadas Internacionales jugaron un papel importante en la exitosa defensa inicial de Madrid no puede determinarse que su actuación fuese clave, siendo Miaja, Rojo y sus hombres los auténticos salvadores de la capital. No obstante, lo que si puede determinarse es que la participación de las BI trajo consigo unas consecuencias morales extraordinarias para la ciudad, ya que por primera vez la República no luchaba sola contra la alianza de los fascistas, sino que contaba con extranjeros dispuestos a dar su vida por ella. El hecho de que la defensa de la capital tuviese éxito permitió labrar un mito sobre el papel determinante de dichas brigadas, fomentado por la propaganda. No obstante, se mostraron mucho menos eficaces en las otras expediciones ofensivas, donde el desastre militar fue acompañado de una gran cantidad de desertores.

La batalla de Jarama

            La batalla de Jarama comienza como una ofensiva por parte de los sublevados con el objetivo de cortar la carretera de Valencia, para aislar aún más la capital. Participaron en ella la XI, la XII Brigadas y supuso la primera intervención de la XV Brigada. Las bajas fueron tremendas en ambos bandos, pero se puede decir que se saldó con una victoria estratégica de la República, ya que el objetivo de asilar Madrid no se logró. Una vez más, la República se mostraba más eficaz en la defensa que en el ataque. Las Brigadas Internacionales tuvieron un papel destacado en esta batalla, aunque el número de bajas sufrido fue tremendo.

La batalla de Guadalajara

            Se produce en marzo de 1937, donde el ejército del Frente Popular y las Brigadas Internacionales lograron derrotar a las tropas fascistas de Mussolini, cuya organización y dirección resulto ser bastante desastrosa. La victoria fue vendida por la propagandista republicana cómo un éxito de las Brigadas Internacionales, aunque la participación española fue también esencial. Así mismo, se sobredimensionó su importancia estratégica debido al valor simbólico que poseía: una de las potencias fascistas por excelencia había sido derrotada por fuerzas de izquierda venidas de todo el mundo.

Brunete y Belchite

            En ambos casos se pretendía llevar a cabo una ofensiva rápida  que permitiese distraer la atención del frente del norte, que parecía condenado a caer. En ninguno de los dos frente se lograron los objetivos republicanos, además de que se perdieron una gran cantidad de hombres, y quedó de manifiesto la descoordinación entre mandos. Las bajas sufridas por las Brigadas, en especial en Brunete, fueron tremendamente costosas.

La Batalla del Ebro

            La última gran ofensiva de la República, en la que las Brigadas Internacionales, que para entonces ya se habían reforzado con numerosos españoles que integraban sus filas, tuvieron una participación de importancia, y volvieron a sufrir graves bajas. . Aunque la ofensiva había fracasado en términos estratégicos, es cierto que los contraataques franquistas fallaron, lo que por un momento llevó a los aliados extranjeros del franquismo a cuestionar su capacidad de obtener la victoria. Fue la última gran batalla de importancia en la que participaron estas brigadas.

            En resumen, las Brigadas Internacionales fueron siempre utilizadas cómo tropas de choque, destinadas al liderar la ofensiva, algo en lo que el ejército de la República no cosechó prácticamente éxitos, siendo mucho más eficaces en la defensa. Algunos autores consideran que su uso no se debía a una demostración de mayor valía en el campo de batalla, mientras que otros autores piensan que si se mostraron más eficaces,a unque su uso recurrente las llevó sufrir un gravísimo desgaste durante los enfrentamientos. En cualquier caso, con mayor o menos éxito, participaron en la mayoría de las batallas importantes de la Guerra Civil y sin duda fueron un refuerzo no solo militar, sino moral para la tropa y la población. Al fin y al cabo, no dejaban de ser extranjeros que habían decidido luchar y morir por una causa que no tenía por qué ser la suya, pero que por afinidad ideológica asumieron como tal.

Bibliografía

ALPERT, Michael. “Una trompeta lejana: Las Brigadas Internacionales en al guerra de España: Una reconsideración sesenta años después”. Espacio, tiempo y forma. Serie V, Historia contemporánea, 1999, n 12, pp. 225-238.

ENGEL, Carlos. Historia de las Brigadas Mixtas del Ejército Popular de la República 1936-1939. Madrid, Almena, 2005.

R.CELADA, Antonio; PASTOR GARCÍA, Daniel; LOPEZ ALONSO, ROSA M. Las Brigadas Internacionales: 70 años de memoria histórica. Salamanca, Amarú, 2007.

REQUENA GALLEGO, Manuel; SEPÚLVEDA LOSA, Rosa María (coord). Las brigadas internacionales. El contexto internacional, los medios de propaganda, literatura y memorias. Madrid: Universidad de Castilla-La Mancha, 2003.

REQUENA GALLEGO, Manuel. “Albacete, base de reclutamiento e instrucción de las Brigadas Internacionales”. Al-Basit: Revista de estudios albacetenses, 1996, no 1, p. 63-84.

VIDAL, César. Las Brigadas Internacionales. España, Espasa, 1999.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s