Los Increíbles 2: más que una película infantil – El niño detrás de las barbas

Los Increíbles 2, aparte de recuperar un clásico infantil de muy alto nivel, ha resultado ser mucho más que una película de superhéroes (pero recordemos que la primera tampoco tenía mucho que ver con el canon estilo Marvel ¡Gracias!). Esta película habla de manera magistral sobre roles de género y la conciliación familiar, que los más jóvenes consumirán sin prácticamente darse cuenta, mientras que los adultos observamos atónitos como puede este tema convertirse ya no en un elemento subsidiario de la trama principal, sino uno de los ejes de la película. Un film, insisto, de superhéroes ¿Os imagináis al Capitán América dejando de lado sus obligaciones heroicas de salvar el mundo porque le toca cuidar a la familia? Pues eso es exactamente lo que hace Mr. Increíble, que se ve obligado a quedarse al margen mientras su mujer adquiere todo el protagonismo en la escena pública, en una muy interesante inversión de papeles. Es una película que nos está hablando, y mucho, de roles de género.

Hollywood ya ha tomado buena nota del auge del feminismo a nivel mundial y especialmente en el mundo occidentalizado. Concretamente en EEUU el movimiento Me Too ha representado un fenómeno de gran calibre que ha removido alguna que otra conciencia. Por eso las mujeres están adquiriendo cada vez más protagonismo, incluso en un mundo tradicionalmente de hombres como lo es el universo Marvel (no porque represente una entidad arcaica sino porque la mayoría de los superhéroes nacieron en un momento en el que el feminismo aún no había calado, lo que explica, por ejemplo, el predominio de los superhéroes masculinos frente a los femeninos). La última película de Wonder Woman es un buen ejemplo de esta nueva política: un personaje femenino, fuerte y protagonista. Pero los Increíbles van un paso más allá, ya que no sólo presentan a Elasti-Girl como el personaje principal (y de paso también a una villana principal, Rapta Pantallas), sino que la heroína desplaza por completo al héroe.

¿Cómo se llega a esta situación? Pues de la siguiente manera: (Atención SPOILERS) el gobierno ha decidido prohibir a los superhéroes, pero dos hermanos millonarios quieren lograr revertir dicha ley, por lo que idean una estrategia para convencer al Estado. Para ello se hace necesario buscar una figura que fuese capaz de encarnar el paradigma del héroe, para que mediante sus acciones dejase patente la idoneidad de su vuelta. Ante esta situación Mr. Increíble no duda dar un paso adelante, pero rápidamente le paran los pies, ya que los hermanos tienen en mente a Elasti-Girl. La película nos muestra a esta como una mujer muy capaz de resolver situaciones complicadas, que al contrario que su marido, puede lograrlo sin generar grandes daños ni arramplar con todo a su paso. No es solo que su poder le de fuerza, sino que además sabe sacarle el máximo provecho y muestra una gran capacidad de autocontrol. Mr. Increíble, por el contrario, posee el súper poder por excelencia, el de la fuerza, pero le falta autocontrol y por eso se deciden dejarlo al margen.

Todo ello obliga a Mr. Increíble a asumir un rol completamente distinto, el de “amo de casa”. Le toca centrarse en las tareas del hogar y cuidar de los hijos, roles que durante largo tiempo fueron atribuidos al género femenino. El padre de familia tendrá que adaptarse a una nueva situación, desempeñando funciones a las que no está acostumbrado y de las que no comprende nada, a la par que le toca asumir la frustración de quedarse al margen, de verse confinado fuera de los focos, lo cual no deja de generarle una importantísima contradicción interna. La película nos lanza un mensaje clarísimo: a los hombres nos toca adaptarnos, no porque debamos salir de la esfera pública (al final de la película Mr. Increíble tiene también un papel de gran importancia), sino porque nos va a tocar apechugar con la mitad de las tareas, asumiendo que ambos miembros de la pareja tienen el mismo derecho a desarrollar plenamente sus oportunidades profesionales. En definitiva, una película que trata de manera magistral los roles de género sin necesidad de adoctrinar ni hacer ningún discurso grandilocuente sobre ello, simplemente logrando introducirlo en la trama de manera orgánica, tratando una de las principales reivindicaciones del feminismo occidental sin que niños ni mayores prácticamente nos demos cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s