Comfortably Numb – El niño detrás de las barbas

En un texto anterior hablé del cambio climático como de una sucesión de fases: una primera puesta en funcionamiento de los agentes contaminantes, una segunda fase en la que ya se perciben con claridad sus efectos y una tercera de descontrol o punto de no retorno. Estamos inmersos en la segunda pero ya extremadamente cerca de la tercera. Sin embargo ¿por qué no hacemos nada?

La pregunta me hace recordar un episodio específico, que podría haberme pasado desapercibido como uno más, pero que sin embargo, me marcó por lo real y extrapolable que resultaba al pensamiento general. Nos encontrábamos dos amigos y yo tomando unas cervezas frente al mar. Era principios de marzo y casi no sobraba el abrigo, tal y como había sucedido todo el mes de febrero. El tema surgió como caído por su propio peso ¿qué calor hace para estas fechas no? Lo del último mes no está siendo normal.  Dos de nosotros nos pusimos a hablar del tema, como siempre, yo era el más agorero. El tercero, visiblemente aburrido con la conversación, acabó por intervenir: ¿A quién le importa eso del cambio climático? Ya hay gente encargada de eso, lo que a mí me preocupa es si voy a salir este fin de semana y qué ropa voy a ponerme para ello. ¿Qué podía responderle yo a eso?

Es cierto que son muy pocas las voces que discuten el cambio climático. Las opiniones dentro de la comunidad científica son casi ecuánimes, y todos señalan que el problema se está agravando. Y ya no solo el cambio climático, la contaminación en general es más que palpable, el ejemplo más paradigmático es sin duda el continente de basura que existe en medio del océano Pacífico. Los datos están ahí, y tiene una divulgación considerable en los medios de comunicación. El tema no nos es extraño, la sociedad en general es consciente de la problemática, conocemos muy bien su existencia, pero aun así no actuamos con la decisión que quizás correspondería al problema. No reiteraré lo que ya dije en el anterior artículo, pero los últimos estudios estiman que para el año 2035 se alcanzará la fecha de no retorno.

Tengo la sensación de que siempre hemos sido una sociedad muy cómoda. No afrontamos los problemas hasta que estos nos estallan en la cara, en general somos poco previsores. Predomina en nosotros la mirada a corto plazo, y muchas veces somos incapaces de adelantarnos a los problemas que vendrán en el futuro. A ello se junta un espíritu muy individualista: todo ser humano tiende a pensar primero en sí mismo y en su beneficio propio, por un instinto natural de supervivencia. Nuestra sociedad actual además fomenta esos valores individualistas y rechaza lo comunitario o colaborativo, hemos venido a este mundo para competir y brillar, por encima de los demás.

En realidad no somos conscientes de los peligros que entraña el cambio climático, aunque nos las expliquen no podemos sentir cerca sus consecuencias, son para nosotros un rumor lejano con el que no nos sentimos identificados. No acabamos de ver cómo el cambio climático va a impedir que yo salga esta noche de fiesta, que me ponga mis mejores galas y trate de buscarme un ligue para esta noche. Este fin de semana está asegurado, y los próximos, así que para que reaccionar. ¿Para qué invertir mi tiempo y esfuerzo en informarme, concienciar y denunciar este fenómeno que a día de hoy no me afecta? Si en un futuro las consecuencias alteran mi modo de vida, ya haré entonces algo para remediarlo. Pero claro, la tierra tiene sus propios tiempos y una vez que lleguen las consecuencias no podrán solucionarse de un día para otro.

Aunque por otro lado ¿qué he hecho yo para cambiar el cambio climático? Poco o nada, como mucho votar a un grupo político que creo que lo tiene en cuenta, pero para el que por supuesto no es su prioridad. Quizás informarme y tratar de rebatir a quien lo niega. Soy consciente, y veo el problema, lo considero grave, pero la verdad es que hago tan poco como los demás para solucionarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s