La política del barro

El término caer en el barro lo utiliza mucho el actual cómico David Broncano para referirse a aquellos momentos en los que un chiste, una idea o una entrevista no acaban de salir adelante de manera fluida, en definitiva, cuando algo no está funcionando. Es una expresión que me gusta especialmente y que por desgracia ahora mismo podemos trasladar a nuestro panorama político. Si la política es el arte de gobernar y consensuar nada de esto pudimos ver en la sesión de esta misma semana, la cual culminó con la expulsión de Gabriel Rufián y según el ministro Borrell con un escupitajo hacia su persona. Y es que la sesión no se utilizó para hablar de política sino para lanzarse dardos unos a otros como si de un patio de colegio se tratase, en vez de hacer su trabajo nuestros diputados se dedicaron a hacer campaña electoral en un lugar en el que no corresponde, el Congreso de los Diputados. Y es que últimamente parece que la institución se ha convertido en un altavoz electoral. Los discursos se proyectan pensando más en los electores y en las futuras elecciones que en el gobierno más inmediato del país, hay momentos para todo, y por eso existe el periodo de campaña.

Es cierto que desde hace bastante tiempo los políticos actúan como si viviesen en una campaña política constante, una en la que imperan discursos destinados más a desprestigiar al rival que a construir políticas y debatir propuestas. Los partidos políticos predominantes participan de intervenciones diarias en las televisiones en las que aprovechan para auto-promocionarse y sobre todo atacar a los rivales. Cada vez cuenta con mayor predominancia el discurso político de lo viral, en el que importa menos el contenido de las propuestas y más la capacidad de sabotear al contrario, y en semejante río revuelto aquellos que son más incendiarios tienen las de ganar. En este aspecto la derecha siempre ha llevado la iniciativa, tanto Casado como Rivera han empujado a sus partidos a un discurso todavía más beligerante y agresivo (algo que en el Partido Popular parecía ya de por sí imposible). Pero la izquierda se ha nutrido también de esta corriente, aún recuerdo la bochornosa intervención que años atrás hizo Pablo Iglesias interpelando a Esperanza Aguirre con aquello de “repita conmigo señora Aguirre”. Aunque dentro de la izquierda sin duda Rufián se lleva la palma, enarbola un discurso agresivo y beligerante haciendo de la condescendencia y de la burla su bandera, su actuación en la comisión sobre la financiación ilegal del PP llamando palmera a una de las diputadas de dicho partido fue simplemente vergonzoso. Hay que dejar el humor para los humoristas, que además son mucho más divertidos, y olvidarnos de la política del enfrentamiento sin cuartel en pos de una retórica mucho más constructiva. Ello no quiere decir que no debamos seguir siendo críticos ni que se deba renunciar al enfrentamiento con el político rival, pero las formas cuentan, y el respeto debe ser uno de los valores que imperen en un político.

Y esto no lo digo solo por una cuestión de imagen, y es que en un discurso serio el más capaz y el más hábil tiene mayores posibilidades de sobreponerse al mediocre, cuando la argumentación y el análisis de los problemas son norma aquellos con mayor coherencia acabarán destacando sobre los que no. Pero en una retórica de enfrentamiento, agresividad y sobre todo desprestigio el mediocre destaca por encima de los demás, siempre tendrá menos escrúpulos y será el que diga la barbaridad más grande, porque la falta de argumentos siempre puede taparse con insultos y burlas. Quizás por ello líderes como Trump o Bolsonaro han podido ascender de manera meteórica en el escalafón político, y es que nadie se mueve tan bien en el barro como los cerdos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s